EL PLEBISCITO DE LAS ELECCIONES MUNICIPALES

La reforma de la Ley Electoral para las próximas elecciones municipales es una necesidad para aquellos que desean continuar con la disposición actual de manejo de la sociedad.Aferrarse al poder y no permitir la entrada de aire limpio y fresco en las entrañas de la estructura política y democrática es el objetivo perseguido. Nos han llegado a decir que mejor se actúa en las urnas a través de los votos que en la calle vociferando y tirando piedras. No obstante, llegado este instante y observando como se les acaba el tiempo, deciden cambiar las reglas del juego deprisa y corriendo. Saben que la situación es imparable y que la ciudadanía va en tren de alta velocidad con destino al centro del cambio.

Dado que ya tenemos precedentes en esta ocasión han previsto con antelación la situación. El Sr. Arriola, sociólogo de cabecera, ha dispuesto un plan estratégico. No es que lo conozca el que escribe pero si que se puede observar a plena luz del día. Y en eso no se engaña a nadie. Las modificaciones de la estructura de la Casa Real, con la abdicación del antiguo monarca y el intento de modificación de la Ley Electoral, que se cumplirá antes que tarde, son elementos dirigidos a evitar los errores cometidos por la oligarquía antes del año 1931 tras haber vaciado España y haberla dejado como un solar.

En cualquier caso la reforma que se nos avanza tan solo es una parte de la cuestión. La involución va a arrastrarnos como un tsunami cuando se adelanten las elecciones generales y todos los ciudadanos se encuentren con el paso cambiado ante una situación que no se preveía. O a lo mejor si que se podía prever. La realidad ha demostrado que cuando desde el gobierno se nos dice que no va a hacer una cosa al final concluye realizando todo lo contrario.

Esta disposición electoral si que recortaría de una forma muy notoria el poder de la ciudadanía. Unas elecciones generales anticipadas enzarzarían a las fuerzas resultantes en un debate político que beneficiaría al partido que propone la reforma, ensuciando, como hasta ahora se ha venido haciendo, cualquier modelo alternativo que se propusiera. En este caso, el descaro y las campañas destructivas amparadas por los medios de comunicación pagados acabarían construyendo un escenario que lastraría la fuerza que supone el acudir a unas elecciones municipales donde se enfrentarían lo inmaculado frente a lo viciado y en las cuales se reparten numerosas cuotas del poder más cercano al ciudadano. Estas cuotas de poder, además, provocarían la reacción simple y llana de ser una demostración de lo que la ciudadanía demanda: EL CAMBIO Y EL DERROCAMIENTO DE LA OLIGARQUÍA POR LA VIA DE LOS VOTOS.

La adelantada reforma electoral para las municipales podría ser entonces simplemente una cortina de humo frente a las verdaderas intenciones de convocar unas elecciones generales anticipadas, no sin motivo, por cierto, para su anticipo, dado el estado general del país.

Detrás de todo ello sólo está una motivación: MANTENER EL PODER LOCAL SUSTENTO DE LOS RECORTES A LOS CIUDADANOS.

No se pueden olvidar que los movimientos que se realizan se deben al resultado electoral de las elecciones municipales del año 2011 el cual fue demoledor en favor del Partido Popular, por lo que, evidentemente, teme que cambie tal disposición del poder obtenido. Son tantas las prebendas conseguidas a consecuencia de tales elecciones.

¡¡¡HAN SIDO TANTOS LOS CIUDADANOS QUE CONFIARON EN QUE IBA A EXISTIR UN CAMBIO A FAVOR DEL ESTADO DEL BIENESTAR, Y TANTOS LOS DECEPCIONADOS!!! Es el momento de que rectifiquen su error.

Y es que a tan escaso tiempo para la celebración de las elecciones, menos de 8 meses, no parece muy democrático cambiar las reglas del juego con las que fueron elegidos los casi 4.000 alcaldes del Partido Popular y, por ello es, simplemente, UNA CACICADA, impedir a los ciudadanos que quieran concurrir a las mismas que tengan la igualdad de oportunidades con las que fueron designados esos mismos cargos. ¿O es que piensan que solo son unos los que pueden gobernar y a los demás les deben de poner cortapisas para hacerlo?

Por otra parte, el poder municipal adquirido por el PP tras el año 2011, como se ha dicho, ha sido el pilar básico de la política de recortes que ha motivado el estancamiento de los ciudadanos y la pérdida continuada de derechos. De prosperar una reforma en la que con mayoría simple de votos emitidos en las urnas se elegiría al alcalde, la solicitud del voto útil primaría frente a lo desconocido, pero no por ello peor. Primaría el miedo de conservar lo que se ¿tiene?. Sin embargo, ello se sustentaría en mantener su electorado fijo. Es un error. También su cuota de mercado electoral se encuentra muy decepcionada.

De cualquier modo, este golpe al estado democrático y derecho no es más que otro paso más dirigido a destruir lo que dice el artículo 1 de la Constitución: España se constituye en un Estado social y democrático de Derecho, que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político. 

Es un paso más para crear diferencias. Para que los hijos de unos cuantos puedan dirigir este país y los demás no cuenten con las mismas posibilidades. Es un retroceso, una involución, una vuelta atrás de más de SESENTA AÑOS. Se nota la vena hacía donde les conduce.

El Estado social se ha destruido aprovechando la crisis. Los recortes son su ejecución. El Estado de Derecho casi se suprime con una leyes que sólo benefician a unos cuantos, (bancos, eléctricas, farmacéuticas, petroleras, telefonía, medios de comunicación y la clase dirigente), frente a la generalidad desoyendo que las normas tienen voluntad de ser aplicadas en beneficio de todos los ciudadanos. Acabar con el Estado mediante la pretendida pantomima de la defensa de la unidad de España sin tener argumentos alternativos forma parte de la misma estrategia. Además dicha estrategia culmina con la anulación del Estado democrático: la reforma electoral es su ejecución. Esta reforma también se dirige a la ablación del pluralismo político y cercena la libertad, la justicia y la igualdad.

De cualquier forma, en todos estos movimientos detecto miedo. Miedo al plebiscito de las municipales.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s