EL CAMBIO DEPENDE DE TI. ADAIS SE PRESENTA A LAS ELECCIONES DEL COLEGIO DE ABOGADOS DE SEVILLA

La Asociación de Abogados Independientes de Sevilla se ha presentado a las elecciones del Colegio de Abogados. La candidatura esta compuesta por todos los que arriba se mencionan. Compañeros, todos, de ADAIS. Los objetivos de nuestra candidatura se basan en la idea de cambiar la forma de hacer el Colegio. Queremos hacer un Colegio del … More EL CAMBIO DEPENDE DE TI. ADAIS SE PRESENTA A LAS ELECCIONES DEL COLEGIO DE ABOGADOS DE SEVILLA

CRUELDAD, DERECHO E INJUSTICIA EN LOS DESHAUCIOS. UNA CONTINUA AGRESIÓN DEL ESTADO.

El Gobierno de España por medio del Real Decreto-ley 11/2014, de 5 de septiembre, de medidas urgentes en materia concursal, directamente se ha inventado un plazo de un mes para que los afectados por cláusula abusiva en sus hipotecas que perdieron la oposición a la ejecución y no pudieron recurrir lo hagan. Esta noticia no … More CRUELDAD, DERECHO E INJUSTICIA EN LOS DESHAUCIOS. UNA CONTINUA AGRESIÓN DEL ESTADO.

RADIOGRAFÍA DE UN PAIS

No me resisto, dada la situación económico-político-jurídica (por este orden), que atraviesa este país llamado España, a realizar un radiografía, simple, de lo que está aconteciendo desde que comenzó a sembrarse el final de las vacaciones de agosto. Aunque lo que se refiera no venga de corto mes de agosto, sino de mucho antes. Lo siento, aunque … More RADIOGRAFÍA DE UN PAIS

EL INTERROGATORIO INQUISITIVO. MACROCAUSAS DE CORRUPCION: UNA HIPOTESIS DE PORQUE ALGUNOS IMPUTADOS NO DECLARAN.

CUANDO UN INTERROGATORIO ES INQUISITIVO.-

Al respecto de las exigencias de fondo del interrogatorio, el contenido de las preguntas, según Aurelia María Romero Coloma, las preguntas, que han de ser directas, no pueden ser capciosas, sugestivas o impertinentes.

En cuanto al requisito de que la pregunta debe ser directa significa que ha de referirse a un hecho acerca del cual se pretende extraer alguna consecuencia jurídica, ya sea de relieve, importante, esencial o meramente secundario. Pero debe de dirigirse a un hecho del cual se puede obtener consecuencia, importante, jurídica. Cuando la investigación realiza preguntas que aun siendo directas se dirigen a la obtención de hechos que no tienen que ver con la causa y que ninguna consecuencia jurídica puede obtenerse se realiza una inquisición general que no se encuentra admitida.

En lo que respecta a las preguntas impertinentes, son aquellas que no guardan relación directa con la causa, formuladas con anterioridad o que denotan una agresividad verbal tan ajena como impropia de la objetividad y serenidad con los que han de sustanciales el acto del interrogatorio. (Expresiones mal sonantes, gritos, reconvenciones, exhortaciones sobre la mentira, todas ellas hacen que las preguntas que se realicen se conviertan en impertinentes por la agresividad verbal que comportan). En definitiva, convertir un interrogatorio en un acto tabernario es síntoma de preconstitucionalidad e inquisición.

La pregunta capciosa es aquella que referida al procedimiento se efectúa con engaño o con artificios dirigidos a obtener conclusiones favorables a la tesis de la investigación. Preguntas rebuscadas encadenando varias interrogantes dentro de la misma pregunta, a veces contradictorias o de casi imposible respuesta, o aquellas en las que se solicita una opinión sobre una cuestión o se barajan hipótesis sobre las que se ve obligado a responder el interrogado comportan una capciosidad indudable que es contraria al derecho a la no inculpación que le asiste.

La capciosidad más que a la materia en si misma, está referida al procedimiento basado en el artificio o engaño. En este sentido, las preguntas hipotéticas y las comparativas son ejemplos claros, como se ha dicho, de preguntas capciosas, porque tanto en unas como en otras se trata de extraer consecuencias partiendo de un supuesto de hecho “no realizado” que se plantea como análogo o idéntico al de autos y del que, a efectos dialécticos, se trata de extraer idénticas conclusiones para el hecho que se debate, y, como exponía Arturo Majada, olvidando la infinita gama de reacciones que, por múltiples circunstancias, se pueden dar bajo las mismas apariencias.

Por último la pregunta sugestiva es aquella en la que interrogador el que se encuentra formulando la respuesta con la misma pregunta. Tan sólo le deja al que declara la respuesta afirmativa o negativa que se desea. Estas preguntas realizadas con afirmaciones como “no me está respondiendo usted lo que yo quiero”, que no es lo mismo que decir que “no me está respondiendo usted a lo que yo le estoy preguntando”, son ilícitas y son admitidas.

La doctrina ha establecido que sólo sería lícita aquella pregunta sugestiva que se realiza en tono dubitativo a fin de dejar margen de libertad al interrogado para su respuesta. Sólo se puede emplear de modo excepcional y, desde luego, sin hacer uso de tonos irónicos, de falta de respeto o a la dignidad del indagado, o malicioso.

El Tribunal Supremo, STS de 5 de julio de 1905 ya definió la sugerencia por el contenido, como aquella que contiene los hechos que se quería que fueran afirmados por las partes. Estas preguntas son inadmisibles.

Al respecto de lo anteriormente expuesto se ha de afirmar que en caso de incurrirse en la obtención mediante estas preguntas se actúa de forma tal que se realiza una especie de coacción moral psíquica. La realización de maniobras engañosas suponen una conducta desleal e indigna en el ámbito del Estado de Derecho según Asencio Mellado, contraria al respeto que toda persona tiene por el hecho de serlo con independencia de su cualidad de sospechoso, detenido, imputado o inculpado.

Si se intenta conseguir la verdad a cualquier precio, estamos volviendo los sistemas inquisitoriales, en los que, desgraciadamente se hacía objeto de tortura al detenido y no se controlaba ningún método para sonsacar la respuesta esperada por el interrogador, obteniéndose de esta indigna manera, confesiones.

Y para finalizar, a todo esto, ¿Como puede intervenIr el letrado durante la declaración al objeto de evitar la autoinculpación? ¿Como puede comunicarle a su defendido que decidido a declarar una o varias preguntas no las debe de contestar porque pueden suponerle una autoinculpación?

En este punto, si bien parece que la intervención del letrado se restringe al momento de la conclusion del interrogatorio al objeto de realizar las preguntas que se dirigan a la exculpación es contrario con el derecho a no declarar y a no inculparse el que el defensor no pueda aconsejar a su representado durante la declaración, por la cual ha optado, sobre la pregunta que debe ser respondida o no. La decision de no declarar y no contestar a ninguna pregunta adoptada por el imputado no detenido puede venir precedida de un asesoramiento previo. Este, según la ley española no se le puede dar al detenido en dependencias policiales. Sin embargo, la decision de no contestar a alguna o algunas de las preguntas formuladas durante el interrogatorio, no puede ser asesorada, a veces no se puede realizer sino es mediante la intervención durante la declaración de su letrado. Pocas veces nos hemos visto en una declaración en la que el imputado ha comenzado a declarar y las preguntas que se le realizaban no tenían nada que ver con los hechos que se le habían relatado previamente y se ha exigido al letrado por la instrucción que no se efectuara gesto o movimiento alguno que pudiera observar su representado. A mi modo de ver esta actitud que se obliga a mantener a la defensa es contraria al derecho a declarar y al derecho a la no inculpacion y, en su consecuencia, debería de admitirse en la declaración una intervención flexible del letrado. … More EL INTERROGATORIO INQUISITIVO. MACROCAUSAS DE CORRUPCION: UNA HIPOTESIS DE PORQUE ALGUNOS IMPUTADOS NO DECLARAN.