CRUELDAD, DERECHO E INJUSTICIA EN LOS DESHAUCIOS. UNA CONTINUA AGRESIÓN DEL ESTADO.

El Gobierno de España por medio del Real Decreto-ley 11/2014, de 5 de septiembre, de medidas urgentes en materia concursal, directamente se ha inventado un plazo de un mes para que los afectados por cláusula abusiva en sus hipotecas que perdieron la oposición a la ejecución y no pudieron recurrir lo hagan.

Esta noticia no ha tenido repercusión en ningún medio de comunicación. Es indicativo de la mucha influencia que la clase bancaria tiene sobre estos endeudados medios.

Yo, en cambio, tengo la obligación de ponerlo en conocimiento de todos los que no lo puedan llegar a conocer.

Porque esto lo ha publicado el BOE este sábado 6 de septiembre y ha entrado en vigor este domingo 7 de septiembre.

Y lo ha hecho dentro de una norma que nada tiene que ver. Se refiere a los concursos de acreedores.

Lo lógico habría sido reformar la Ley Procesal en un texto específico y darle la correspondiente publicidad.

Pero no. Con una técnica perversa ha decidido que esta publicación sirva de notificación a todos aquellos que no pudieron recurrir. Y que la publicidad sea la menor posible.

Publicado en sábado, entra en vigor en domingo y se incluye en una norma que no es específica para con las cláusulas abusivas y el procedimiento de ejecución de las hipotecas.

Y, a todo esto, escribo sobre un caso real relacionado con lo que se ha referido con los párrafos anteriores.

Es el caso de Antolin y Reyes. Y es el caso de un sistema calificable donde se es cruel con el ciudadano.

BBVA, en la ejecución de su hipoteca les ha aplicado el 24% de interés de demora. Y lo quiere cobrar.

Pero, es que, además, se lo han permitido.

Se alego la abusividad de esta cláusula en la oposición y ni tan siquiera se le insto al banco a que moderara el interés de demora aplicado o a aplicar. Ni se de declaro abusiva.

Se desestimo la oposición. Sin más.

Salió a subasta la vivienda de esta familia. No se les dio traslado de los intereses aplicados. Ni se utilizó la facultad obligatoria de revisar de oficio la abusividad de las cláusulas.

¿Qué tiene BBVA que no tengan los ciudadanos para obtener este trato?

El auto que denegaba la alegación de usuraria del 24% del interés de demora no se podía recurrir. No se permitió.

La ley lo impedía. Pero, hay jueces que no lo impiden.

Se le dijo al que decidía que el no poder recurrir no era conforme a la legislación de la Unión Europea. A cambio, por aquel se le dijo al letrado que defendía a la familia que no tenía ni idea de derecho.

Hoy el Tribunal de Justicia de la Unión Europea dice que el auto que se dicto, por el que se faltó al respeto al letrado, tendría que haber sido recurrible. Hoy, zafiamente, el Gobierno de España ha concedido el plazo de un mes para poder recurrir aquello que era nulo.

Planteada la nulidad de aquello, no quiso revisar la abusividad del 24% del interés de demora en un préstamo de vivienda habitual.

Lo denegó nuevamente de forma arbitraria, sin razón, ni fundamento.

Entretanto lo que era un principal de cantidad adeudada se ha incrementado en el 50% de esa misma cantidad. De 45.000 € se ha pasado a 79.000 €. 24.000 € de intereses.

Hoy, lo que podría ser una solución para esa familia, se ha convertido en un problema.

A lo que ese problema conducirá no lo se, pero, lo que sí me produce es temor.

Siento escalofríos cuando leo las estadísticas relacionadas con los trastornos que padecen las personas que sufren los desahucios.

Y es que la Escuela Andaluza de Salud Pública (EASP) en colaboración con la Facultad de Psicología de la Universidad de Granada (UGR) y Stop Desahucios Granada tras más de un año de trabajo, ha publicado que las personas que tienen problemas con sus hipotecas y temen ser desahuciadas sufren en un 92 % de depresión y en un 88 %, de ansiedad.

El 45 % agrava el trastorno mental precedente por esta problemática, cuando la media de la población andaluza está en el 9 %. Per es que un 48 % consume algún tipo de tranquilizante, frente a la media del 11 %.

Todo ello, según este estudio, supone un “un riesgo importante de suicidio”. El 20 % de las mujeres y el 13,8 % de los hombres presentan un riesgo alto y confiesan que han tenido ideas de suicidio, aumentando este riesgo en el último mes del proceso de desahucio a un 34,2 %en mujeres y en un 32,1% en hombres.

Pero, es que, además, dos tercios acaban padeciendo trastornó por estrés postraumático. Como sí hubieran tenido un accidente de circulación grave o una agresión física por violencia de género.

Estos padecimientos de los ciudadanos que atraviesan por estos problemas son gravísimos.Para salir de ellos, si lo hacen, estas personas tardarán un largo lapso de tiempo.

Son atentados a la integridad física y moral de hombres, mujeres y NIÑOS.

¿Quien los remediara?

Porque es necesario remediar esta lacra.

Se hacen campañas para disminuir las víctimas en accidentes de tráficos. Trágicos, por cierto.

Se hacen campañas contra la violencia de género. Más allá de las tragedias.

Pero que campaña, estatal, se lleva acabo para remediar los suicidios y trastornos de la salud mental de los afectados por el impago de las hipotecas.

¿No es cruel no poner remedio alguno a la situación?

¿No es cruel conocer que los impagos no se producen por deseo del deudor, si no que es la crisis, provocada por los que quieren ahora cobrar a toda costa para mantener su estatus, la que les ha conducido a ello, y no acometer de verdad la problemática?

No sólo deben tomar conciencia los bancos y acometer las quitas necesarias permitiendo ser titulares de las viviendas a quienes son sus legítimos propietarios.

También lo ha de hacer el que tiene que adaptar las leyes a la realidad de su entorno y DEFENDER AL CIUDADANO FRENTE A LOS BANCOS QUE HAN SIDO LOS QUE SIGUEN BENEFICIANDOSE DE LAS AYUDAS Y LAS AUSENCIAS DE CAMBIOS JURÍDICOS QUE FACILITEN LA VIDA A TODAS ESTAS PERSONAS EN RIESGO DE SUICIDIO.

Y también lo ha de hacer el que en última instancia aplica la Ley para no dejar al borde del abismo a quién se encuentra en esta situación.

¿No es cruel conocer, como conocen, la situación de crisis se aplique la Ley como si esta no existiera?

Por ello, llamo a las conciencias.

Llamo a los que pueden hacer algo, para que lo hagan.

Les llamo para que sepan que un poco de crueldad puede hacer mucho daño.

Aplicar la justicia frente a la ley injusta es una elección ineludible para quien actúa en conciencia.

Hacer justicia es desoír a la crueldad.

Y a todo esto: ¿Cómo se aplica toda esta “justicia” a los niños?

¿Qué hacemos con los pequeños?

Si ellos padecen la violencia familiar en casos de agresión de género ¿No padecen violencia económico-jurídica del Estado por ser expulsados de sus hogares y no conocer lo que el futuro les depara?

¿Qué sociedad están creando los que no ven más allá de los números y las leyes mal redactadas y aplicadas?

Ellos sabrán lo que les espera por mirar hacia otro lado.

IMG_0171.JPG


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s