RECURRIR ANTES DEL 27 DE JULIO DE 2015. INTERESES ABUSIVOS = EJECUCIONES HIPOTECARIAS NULAS. RECLAMACIÓN POR ENRIQUECIMIENTO INJUSTO.

La Disposición Transitoria Cuarta de la ley 9/2015, de 25 de mayo, establece, nuevamente, un plazo de DOS MESES contados a partir del día siguiente de su publicación en el Boletín Oficial del Estado, para recurrir, en apelación los autos que hayan desestimado la existencia de cláusulas abusivas en los títulos que han dado lugar a las ejecuciones hipotecarias y realmente estos las contengan.

El texto de la citada Disposición Transitoria deja abierta la posibilidad de recurrir en apelación como consecuencia de la existencia de cláusulas abusivas siempre que los procedimientos que hayan dado lugar a dichas ejecuciones no hayan culminado con la puesta en posesión del inmueble a la entidad financiera.

Aunque el plazo es preclusivo, limitado en el tiempo y contrario a la legalidad de la Directiva 93/13, abre una posibilidad trascendental en el ámbito de muchísimas ejecuciones en las que los intereses de demora se han recalculado por los jueces y tribunales mediante una atemperación del mismo.

En estas circunstancias y dado que un recientísimo auto del Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha determinado que los intereses de demora no pueden recalcularse sino que los Tribunales solo deben de limitarse a anular la cláusula que establezca un interés abusivo, una inmensa mayoría de ejecuciones hipotecarias que aún no han concluido con la puesta en posesión de la vivienda, serían nulas y las consecuencias serían que las tasaciones de los intereses se tendrían que rehacer al tipo 0%, reduciéndose la cantidad adeudada pendiente una vez finalizada la ejecución, la cuantía por la que se adjudicara la vivienda la entidad financiera, e, incluso, podría determinarse que la entidad usurara tuviera que depositar en el Juzgado la diferencia entre el importe de la adjudicación  correspondiente al porcentaje del valor de tasación que sea aplicable y la deuda realmente efectiva.

  

Todo ello afectará, además, a las costas pendientes cuya base para su tasación, evidentemente, no ascenderá a la cuantía resultante del sumatorio del principal más los intereses de demora calculados conforme a la abusividad permitida hasta ahora.

Así las cosas, incluso en aquellos casos en los cuales se ha dictado una resolución en la que se ha desestimado la anulación de la cláusula del interés de demora por abusivo, dado el contenido de esta auto y de la Ley 9/2015, se abre la posibilidad de recurrir nuevamente a fin de proceder a dicha anulación en beneficio de los consumidores.

Ello es así porque en su auto, el tribunal europeo da respuesta a una de las dudas de interpretación que un juez de Santarder le planteó sobre la repercusión que tiene en el procedimiento de ejecución hipotecaria entender como abusiva una cláusula que establecía un interés de demora del 20%.

  

En esta resolución el TJUE dice que el Juez, cuando observe que una cláusula de interés de demora es abusiva “está obligado únicamente a dejar sin aplicación” dicha cláusula, “sin estar facultado para modificar el contenido de la misma”. Y además: “La citada disposición no puede interpretarse en el sentido de que permita al juez nacional, cuando aprecie el carácter abusivo de una cláusula penal en un contrato celebrado entre un profesional y un consumidor, reducir el importe de la pena convencional impuesta al consumidor, en lugar de excluir plenamente la aplicación a éste de la referida cláusula”. El tribunal europeo entiende que, “si el juez nacional tuviera la facultad de modificar el contenido de las cláusulas abusivas”, ello “contribuiría a eliminar el efecto disuasorio que ejerce sobre los profesionales el hecho de que, pura y simplemente, tales cláusulas abusivas no se apliquen frente a consumidores”.

Considera que si el Juez tuviera esta facultad, “los profesionales podrían verse tentados a utilizar tales cláusulas, al saber que, aun cuando llegara a declarase la nulidad de las mismas, el contrato podría ser integrado por el juez nacional en lo que fuera necesario”. Esta duda de interpretación al ser planteada por el juez de Primera Instancia nº 2 de Santander sustentó su razón en el enfrentamiento de la Directiva europea 93/13 sobre cláusulas abusivas con la legislación española. El Tribunal de Justicia interpretó que ” si bien es cierto que en virtud de la legislación nacional aplicable en materia de créditos hipotecarios los intereses moratorios que sean superiores a tres veces el interés legal del dinero deben reducirse hasta quedar por debajo de este límite máximo, no puede olvidarse que, según la jurisprudencia del Tribunal de Justicia, el juez nacional carece de facultades para moderar una cláusula abusiva”.

  

 Concluye el Tribunal de Justicia de la Unión Europea que la ley española para la defensa de los consumidores establecía, antes de su reforma por la Ley 3/2014, que las cláusulas abusivas serán nulas de pleno derecho y se tendrán por no puestas, al tiempo que añade que el juez que declare la nulidad de la cláusula integrará el contrato, pero no podrá atemperar el contenido de la cláusula nula. 

Con este panorama, los juzgados y tribunales no podrán ordenar el recalculo de los intereses de demora, debiendo de limitarse solo a anular los que sean abusivos.

A la luz de lo expuesto, con la publicación de la Ley 9/2015 y el plazo establecido, considero que es obligado recurrir para anular la citada cláusula y retrotraer las actuaciones al momento anterior a aquel en el que se declaró que se podían atemperar o recalcular los mismos.

El plazo finaliza el 27 de julio de 2015.

Con todo, igualmente se abre la posibilidad, pero no por la vía del recurso y aún cuando se hubiera puesto en posesión de la entidad financiera el inmueble, de la devolución de los intereses abusivos y, en su caso, las costas que se sustentan en dichos intereses, en los procedimiento concluidos en los que el importe por el cual se haya adjudicado la vivienda la entidad financiera supere el porcentaje establecido por la Ley con base a dichos intereses y costas. Es decir, si la deuda objeto de ejecución, excluidos dichos intereses y costas es inferior al 70, 60 o 50%, según los casos, del valor de tasación incluido en hipoteca y la adjudicación se ha producido por un importe que los incluye y se ha producido un enriqucimiento injusto de la entidad financiera, este puede ser objeto de reclamación.

 

  




2 respuestas a “RECURRIR ANTES DEL 27 DE JULIO DE 2015. INTERESES ABUSIVOS = EJECUCIONES HIPOTECARIAS NULAS. RECLAMACIÓN POR ENRIQUECIMIENTO INJUSTO.

  1. Buenos dias. Soy un desahuciado del año 1997 6y7 de noviembre casa que se la adjudico CAIXABANK  Al procedimiento de ejecucion me se denego la justicia gratuita i al cabo de cinco meses lo trasmitio aun tercero por 19.500.000 pts. la deuda hera de 14.500.000 pts. la propidad esta registrada vivienda urbana urbana en construccion puedo reclamar pero preciso de abogado y procurador como lo hago si cobro 426, euros.

    Atentamente, A. LLombart

    Me gusta

  2. Yo he interpretado que no sólo es para ejecuciones hipotecarias, sino todo tipo de ejecuciones…. la disposición transitoria a la que haces referencia,dice ejecuciones… no ejecución hipotecaria.
    Estoy equivocada?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s